Podcast Jazz Vintage Nº 1

Podcast Jazz Vintage Nº 1

 

Esta primera entrega de los podcast de Berkanaradio lo dedicaremos al jazz vintage, esa maravillosa mezcla de temas contemporáneos con la impronta de los años cincuenta.




Comenzamos con Penthouse Serenade, en la voz de Kathy Ann Kosins, una cantante estadounidense especializada en jazz y R&B; quien ha grabado varios CD’s con su propio nombre y fue conocida primeramente como cantante de soul, rock y pop, ya que trabajó mucho con las bandas Was (Not Was), Slingshot y el artista de grabación Michael Henderson. En años más recientes, se ha convertido en una cantante de jazz conocida internacionalmente.

Continuamos con, Puddles, (para los no iniciados: Puddles es un payaso triste de 7 pies de altura con una voz como Tom Jones), quien se une a Scott Bradlee para hacer esta versión de “Royals” de Ella Marija Lani Yelich-O’Connor, más conocida por su nombre artístico Lorde, una cantante, compositora y productora neozelandesa.

Seguimos con St. James Infirmary, en la interpretación del Belleville Hot – Club. Aunque esta canción tiene sus orígenes en una célebre melodía inglesa del siglo XVIII—llamada «The Unfortunate Rake», que después fue adaptada por el folklore estadounidense—, se hizo célebre cuando Louis Armstrong la grabó en 1928.

Algunos musicólogos atribuyen la versión americana a Joe Primrose —seudónimo de Irving Mills—. La melodía primigenia—también llamada «The Unfortunate Lad» o «The Young Man Cut Down in His Prime» data de 1906 y hablaba de un joven soldado que se gastaba todo su dinero en prostitutas y al final moría de enfermedades venéreas.

El título de la canción proviene del St. James Hospital, de Londres, un centro religioso que fue célebre durante el siglo XVI por albergar a leprosos. En 1532 Enrique VIII lo cerró para construir ahí el Palacio de St. James, la nueva residencia de los monarcas londinenses cuando se incendió el Palacio de Whitehall. Durante muchos años este edificio fue el centro administrativo de la monarquía, hasta que la reina trasladó la residencia oficial de la realeza hacia el Palacio de Buckingham. Sin embargo, la fama del St. James Hospital traspasó el tiempo y las fronteras.

La versión que grabó Louis Armstrong habla de un hombre que, en un bar narra cómo fue al hospital —St. James— para buscar a su novia, a quien ya encontró muerta.

Prácticamente todas las celebridades del blues y el jazz han grabado esta canción.

Le toca el turno a Bernie’s Tune, una canción que es un estándar de jazz del año 1952. La música fue escrita por Bernie Miller, con letras añadidas más tarde por Jerry Leiber y Mike Stoller. Se popularizó con una grabación del cuarteto del saxofonista y compositor estadounidense Gerry Mulligan, en el álbum del mismo nombre de 1952, que también presentaba a Chet Baker en la trompeta. A pesar de esta asociación, la pieza en realidad fue compuesta, como se mencionó anteriormente, por un compositor ligeramente desconocido, Bernie Miller, quien también escribió la canción “Loaded”, que también fue cubierta por Chet Baker y el saxofonista Stan Getz (por nombrar algunos). La melodía era una opción popular para los músicos que tocaban en ese momento, aunque la información sobre el propio compositor (“Bernie” Miller) es escasa, todo lo que la gente realmente sabe de él es que era un pianista de Washington DC. Mulligan especuló que cuando descubrió alguna de las canciones de Bernie, Bernie estaba muerto.

La interpretación está a cargo de Eva sur Seine, una colaboración entre la cantante de jazz Eva Scholten (’86) y el Thomas Baggerman Trío formado por Thomas Baggerman (’88), Max Baggerman (’90) y Breno Virícimo (’88).

La combinación de la refinada voz de Eva y el virtuoso jazz gitano de los caballeros crea un sonido muy único y personal, que a menudo se compara con los grandes musicales como The Rosenberg Trío y Ella Fitzgerald. Su repertorio comprende canciones contemporáneas, piezas reelaboradas por Django Reinhardt, French Chansons y Jazz.

Esta joven banda es considerada actualmente como uno de los mejores actos de jazz gitano en los Países Bajos.




Seguimos la programación con We’re Crazy, We’re in Love! en la italianísima voz de Lara Luppi, conocida y apreciada principalmente por su carisma, así como por sus conmovedoras y creativas actuaciones. Canta jazz, blues, swing y góspel. Desde 2007 presentó algunos festivales “vintage”: después de ser la presentadora oficial del Summer Jamboree Festival, presentó el Parma Swing Festival en 2014 y ahora Policoro en Swing desde 2015.

Entre todos sus proyectos, la gran pasión por el jazz y el swing tradicionales la han hecho famosa, por lo que canta en varias bandas de este estilo musical: Laralù & The Vintage Kings, Jumpin ‘Shoes, Lino Patruno’s Blue Four, Swing Era Legacy  y en esta ocasión es acompañada por el Gipsy Soul Trio.

Nothing Can Replace A Man nos llega en la voz de Laura Ainsworth, quien creció viendo a su padre, el famoso músico de Big Band, Billy Ainsworth, respaldar a ídolos como Tony Bennett y Mel Torme. Hoy, ella mantiene viva la tradición familiar, mezclando el lounge jazz clásico con toques modernos para crear su propio giro único en los estándares y las gemas perdidas del Great American Songbook. Su voz suave y sensual, que recuerda a cantantes de mediados de siglo veinte como Julie London y Jo Stafford, y sus álbumes “Keep It To Yourself” y “Necessary Evil” le han ganado elogios críticos y el reconocimiento mundial, ella ha cantado desde Las Vegas hasta la India.

Continuamos con la estrella de ‘American Idol’, Jax, haciendo su debut en la Posmoderna Jukebox en un clásico remake al estilo Janis Joplin del éxito de 2000 de Wheatus, “Teenage Dirtbag”.

El sonido de las sardinas calientes, en tiempos de guerra en París a través de Nueva Orleans, o al revés, está impregnado de jazz caliente, piano de ritmo salado y el tipo de música que Louis Armstrong, Django Reinhardt y Fats Waller solían hacer: recto, de pie, pisando jazz. (Literalmente, la banda incluye un bailarín de claqué). Se las arreglan para invocar los sonidos de hace casi un siglo y mantenerse decididamente al ritmo de la era actual. Aquí los oíremos con Bei Mir Bist du Schoen.

Stéphane Sanseverino nació en París, en 1961. Descendiente de inmigrantes napolitanos que se instalaron en Francia, su música es sobre todo cíngara. Eso le viene de su infancia. De joven, Sanseverino viajó mucho con su padre, Bulgaria, Nueva Zelanda, Yugoslavia. Pero es quizás en los países de la Europa del Este donde se dejó seducir por la guitarra y la música gitana. Un estilo, una pasión que nunca lo ha abandonado.

De regreso a París, cuando tenía 20 años, Sanseverino estudia la guitarra hasta convertirse en la referencia de una música que mezcla “swing”, jazz, música gitana y rock popular.

Pero esta música festiva de Sanseverino se asocia a letras elocuentes y sin falsos pudores. Ingredientes que lo distinguen de los otros exponentes de la llamada “canción francesa”. En ese estilo tan particular, Sanseverino es rey absoluto y heredero moderno de otro gran guitarrista, quizás el mejor de todos los tiempos según la mayoría, Django Reinhard.

Pero en este disco, Sanseverino asocia el sonido de su guitarra al violín “manouche” y de la mandolina, creando una atmósfera de noche de verbena totalmente reivindicada por el cantante.

Del disco “Honky Tonk” oiremos Russian Lullaby.




Cuando Hozier escribió esta canción, Take me to church, tras la ruptura con su primera novia recurrió a la metáfora para comparar a un amante con la religión. La canción refleja la frustración de Hozier con las enseñanzas de la Iglesia Católica, él dice “al crecer me di cuenta de la hipocresía de la Iglesia Católica”, “la historia habla por sí misma. Yo crecí increíblemente frustrado y enfadado. Básicamente expresé eso con mis palabras”. “Me di cuenta de que la experiencia de enamorarse o estar enamorado era una muerte, una muerte de todo. Una manera de verte morir de una manera maravillosa y experimentar de la manera más breve, si te miras por un momento a través de tus ojos, que todo lo que creías sobre ti mismo, se va. En cierto sentido es una muerte y un renacimiento”.

En esta ocasión no oiremos la versión original de Hozier sino el cover de Scott Bradlee con la voz de Morgan James.

Ha llegado el momento de oír una de las canciones más hermosas de Prince convertida en himno. Es también la última canción que interpretó en público Prince antes de morir. Lo hizo el 14 de abril de 2016 en el Superbowl. Murió una semana después.

La inspiración musical llegó con la melodía, no con la letra. Prince necesitaba a alguien que le escribiera la letra. Y por eso le envió una cinta con una primera grabación acústica del tema a Stevie Nicks, quien aún conserva la demo con la grabación acústica de Purple Rain que Prince le entregó para que le escribiera la letra. “No sabría por dónde empezar”, le respondió la cantante de Fleetwood Mac. En la cinta, Prince cantaba como quien no quiere cosa, para rellenar. Al final la canción se escribió durante un día de ensayo entre Prince y toda la banda.

Pero, ¿Qué quiere decir la canción? Básicamente viene a explicar cómo afrontar el apocalipsis, el armageddon, el fin de los días. Cuando cae la lluvia de sangre morada al teñir el cielo azul y desesperación del cielo, lo único que se puede hacer es tener a alguien al lado a quien amas y abrazarlo . Sólo se puede afrontar el apocalipsis junto a las personas que quieres. Es la mejor despedida. Es justo lo contrario de vivir juntos, morir solos, perdidos. Es vivir juntos y morir juntos o vivir solos y morir juntos. Tiene que haber alguien al final del camino.

Es lo que explicó el propio Prince acerca del significado de la canción: “Cuando hay sangre en el cielo, rojo y azul = púrpura, la lluvia púrpura pertenece al fin del mundo y está con la persona que amas y deja que tu fe / dios te guíe a través de la lluvia púrpura”.

Oiremos a Urselle y su versión de este maravilloso tema.

Maiya Sykes es originaria de Los Ángeles, pero pasó los veranos de su infancia en Birmingham, Alabama. Ese alma sureña brilla en su poderosa actuación de este clásico de Fleetwood Mac, que se desarrolla al ritmo de un crucero por el río Mississippi.

La letra de Don’t Stop trata sobre la ruptura entre el matrimonio de Christine con John McVie, bajista de la banda y con quién duró ocho años casada, por ello y según sus palabras; «es la sensación de que el ayer había desaparecido y que ya no había vuelta atrás». La letra tiene un espíritu optimista y vitalista en el que se nos pide que dejemos de vivir en el pasado y nos preparemos para hacer realidad nuestros sueños en el mañana. En la parte final descubrimos que ha habido causas que han provocado heridas en la relación de las personas implicadas, posible causa de esa llamada a pasar página, ¿quién sabe?.

 La letra dice:

Si te despiertas y no quieres sonreír
si (eso) te lleva un poco de tiempo
abre los ojos y mira el día,
tú verás las cosas de una forma diferente.

No dejes de pensar en el mañana,
no pares, que pronto estará aquí,
Será, mejor que antes,
el ayer se ha ido.

¿Por qué no pensar en los tiempos por venir,
y no sobre las cosas que has hecho?,
si tu vida fue mala para ti,
simplemente piensa en lo que mañana podrás hacer.

No dejes de pensar en el mañana,
no pares, que pronto estará aquí,
Será, mejor que antes,
el ayer se ha ido.

Todo lo que quiero es verte sonreír,
si (eso) te lleva un poco de tiempo.
Sé que no crees que eso es verdad,
nunca quise hacerte daño alguno

No dejes de pensar en el mañana,
no pares, que pronto estará aquí,
Será, mejor que antes,
el ayer se ha ido.

(Ooh) no mires atrás.

La siguiente versión es el cover de Scott Bradlee con la Posmoderna Jukebox y la maravillosa voz de Maiya Sykes.




Dream On fue escrita por el vocalista Steven Tyler en 1965, cuando tenía 17 años y fue el primer éxito de Aerosmith. Dream on habla de eso que nos ha pasado a todos alguna vez: sueños que se hacen realidad. Ocurre. Sólo hay que esforzarse en conseguirlo.

La letra de esta icónica canción de Aerosmith dice:

Cada vez que me miro en el espejo
todas estas líneas en mi cara se hacen más claras
El pasado se ha ido
pasó, como del atardecer al amanecer.

¿No es esa la forma en que
todo el mundo tiene que pagar las deudas de la vida.

Sé que nadie sabe
de dónde viene y adónde va
Sé que todo el mundo peca
tienes que perder para saber cómo ganar

La mitad de mi vida
son libros, páginas escritas
Vivir y aprender de los tontos y
de los sabios
sabes que es verdad

Todos estos sentimientos vuelven a ti

Canta conmigo, canta durante años
Canta por la risa, canta por las lágrimas
Canta conmigo, sólo por hoy
tal vez mañana, el buen Dios te lleve.

Sí, canta conmigo, canta durante todo el año.
Canta por la risa, canta por la lágrima
Canta conmigo, sólo por hoy
tal vez mañana, el buen Dios te lleve.

Sigue soñando
Sueña hasta que tus sueños se hagan realidad

Canta conmigo, canta durante todo el año
Canta por la risa, canta por la lágrima
Canta conmigo, sólo por hoy
tal vez mañana, el buen Dios te lleve.

Cerramos este capítulo con la versión de Scott Bradlee’s y su Postmoderna Jukebox con la potentísima voz de Morgan James que lleva el “Dream On” de Aerosmith a un nivel completamente nuevo en esta renovada versión del estilo “alma orquestal” de los años 60. Nos despedimos, será hasta el próximo podcast.

©2020-berkanaradio®

Tu Radio en Internet

This site is protected by wp-copyrightpro.com

A %d blogueros les gusta esto: