Archivo de etiquetas: Blues

Episodio 08 – Blues Argento

Chevy Rockets

Episodio 08 – Blues Argento



Este Octavo episodio se lo dedicamos al excelente Blues Argento.

Deseo

¡Ah, las bucólicas, las primeras queridas!
El oro de los cabellos, el azul de los ojos, la flor de las carnes,
Y luego, entre el olor de los cuerpos jóvenes y amados,
¡La temerosa espontaneidad de las caricias!

Se han ido lejos todas aquellas alegrías
Y todos aquellos candores. ¡Ay! Todos, hacia
La Primavera de los pesares, han huido los negros inviernos
De mis enojos, de mis ascos, de mis angustias.

Heme aquí solo ahora, mustio y solo,
Mustio y desesperado, más yerto que un antepasado,
Igual que un huérfano pobre sin su hermana mayor.

¡Oh la mujer de amor mimoso y cálido,
dulce, meditabunda y morena, jamás asombrada,
y que a veces os besa en la frente, como a un niño!

Paul Verlaine

Suena “Maxi” por las Blacanblus, disco que cuando salió me lo grabó el querido Charly Couso y disfrutamos del poderío vocal de estas maravillosas bluseras.




El canto de los seres libres

Gato montés, hermano del alma,
indómito seas, sin cadenas;
no sigas senda alguna de los hombres,
y hazte fuerte en vistillas y malezas.

Halcón del cielo, compañero alado,
salvo para cazar, nunca desciendas;
y como en una atalaya, anídate en riscos
que circunden anchas torrenteras.

Gran cárabo, noctámbulo conmigo,
en claustro cavernoso de cipreses,
vela los secretos escondidos
a quien no ve la luz en las tinieblas.

Clark Ashton Smith

Suena “Palabras filosas” por los Chevy Rockets, grupo que conocí a través del “Guillote” Krassner, amante del blues e ideador de “El blues local, más vivo que nunca”. La poderosa voz del “Vasco” Bariain de los Chevy Rockets merece un capítulo aparte.


Poder

Puedo hacer que la tierra se detenga
en su curso, hice
las cosas más remotas, puedo cambiar
el curso de la naturaleza.

Puedo ubicarme en cualquier lugar del
espacio y el tiempo.
Puedo convocar a los muertos.

Puedo percibir sucesos de otros mundos,
en lo más profundo y oculto de mi mente,
y en la mente de los demás.

Yo puedo.

Yo soy.

Jim Morrison

Sonando está “No más tragos” por el Black Amaya Quinteto




Any Where Out of the World
(En cualquier parte, fuera del mundo)

Hospital es la vida en que cada enfermo está poseído del deseo de cambiar de cama. Este querría padecer junto a la estufa y aquél cree que se curaría frente a la ventana.

A mí me parece que estaría bien allí donde no estoy, y esa idea de mudanza es una de las que discuto sin cesar con mi alma.

«Dime, alma mía, pobre alma enfriada, ¿qué te parecería vivir en Lisboa? Allí hará calor, y te estirarás como un lagarto. La ciudad está a la orilla del agua; dicen que está edificada en mármol, y que tanto odia el pueblo a lo vegetal, que arranca todos los árboles. Ese es un paisaje para tu gusto, un paisaje hecho con luz y con mineral, y lo líquido para reflejarlo.»

Mi alma no contesta.

 «Puesto que tanto te gusta el reposo, con el espectáculo del movimiento, ¿quieres venirte a Holanda, tierra beatífica? Tal vez te divirtieras en ese país cuya imagen has admirado tantas veces en los museos. ¿Qué te parecería Rotterdam, a ti que gustas de los bosques de mástiles y de los navíos amarrados al pie de las casas?…»

Mi alma sigue muda.

 «¿Te sonreiría tal vez Batavia? Encontraríamos en ella, desde luego, el espíritu de Europa enlazado con la belleza tropical.»

Ni una palabra. ¿Se me habrá muerto el alma?

«¿Conque a tal punto de embotamiento has llegado que sólo en tu mal te recreas? Si así es, huyamos hacia los países que son analogía de la muerte. ¡Ya tengo lo que nos conviene, pobre alma! Haremos los baúles para Borneo. Vámonos aún más allá, al último extremo del Báltico; más lejos aun de la vida, si es posible; instalémonos en el Polo. Allí el sol no roza más que oblicuamente la tierra, y las lentas alternativas de la luz y la obscuridad suprimen la variación y aumentan la monotonía, que es la mitad de la nada. Allí podremos tomar largos baños de tinieblas, en tanto que, para divertirnos, las auroras boreales nos envíen de tiempo en tiempo sus haces sonrosados, como reflejos de un fuego artificial del infierno.»

Al cabo, mi alma hace explosión, y sabiamente me grita:

«¡A cualquier parte! ¡A cualquier parte! ¡Con tal que sea fuera de este mundo!»

Charles Baudelaire

Ya suena “Blues de la amenaza nocturna” por Manal


Presencia

Solo la memoria nos traiciona nos halaga
nos iguala
Una mirada un rostro
un gesto equivocado un destello de luz
nos trae el recuerdo
fatal recuerdo de lo que fui
Exasperando el presente
retorciendo el ayer indeseado y ficticio
asesinando cualquier posible y desventurado futuro

Tan solo la memoria de otros días
nos une y nos protege nos libera
del mal de las alturas
deshiela nuestros fríos y sólidos corazones
de la ceguera y de la opulencia

Tan solo la memoria nos traiciona
nos libera de nuestro criminal y vulgar tiempo
/pasado

Elianm Blanco

Sonando está “No Mas Trampas” por  Botafogo


“Los mejores de la raza”

No hay nada que
discutir
no hay nada que
recordar
no hay nada que
olvidar

es triste
y
no es
triste

parece que la
cosa mas
sensata

que una persona puede
hacer
es
estar sentada
con una copa en la
mano
mientras las paredes
blanden
sonrisas de
despedida

uno pasa a través de
todo
ello
con una cierta
cantidad de
eficiencia y
valentía
entonces
se va

algunos aceptan
la posibilidad de
Dios
para ayudarles
en su
paso

otros
lo aceptan
como es

y por estos

bebo
esta noche.

Charles Bukowski

De “You get so alone at times that it just makes sense (1984).”

Ya suena “Blues local” por Pappo’s Blues




Canción báquica

¿Por qué calla la voz de la alegría?
¡Suenen alto las báquicas canciones!
¡Y vivan las mujeres que sus dones
nos prodigan con amor y galanía!
Llenad la copa sin temor
y a su fondo argentino
al espumoso vino,
los anillos echad, prenda de amor!
Brindemos a una voz con ilusión:
¡Vivan las musas! ¡Viva la razón!
¡Arde, sol, con llama cegadora!
La lámpara al punto palidece
cuando su clara luz vierte la aurora.
Así falsa sapiencia desmerece
ante el sol inmortal de la verdad.
¡Viva la luz y no haya oscuridad!

Alexandr Pushkin (1825)

Nos despedimos hasta el próximo podcast con “Blues Mágico” por David Lebon.


©2020-berkanaradio®

Episodio 6 – Rock Argento



Este sexto episodio lo dedicaremos al Rock Argento.




Este primer tema está dedicado a Alejandro Leguizamo, compañero de guitarreadas en nuestra adolescencia, músico, y fiel admirador del flaco Spinetta…

Deja tu miedo atrás
alguien te sonreirá, piensa
abre tu mente al sol
todo ira mejor
Antes de despertar
desde tu cuerpo actual, veras
tu voz saldrá a gritar
todo ira mejor
Dulce 3 nocturno
se aparece mostrando su signo
detrás del diamante
serás un
dulce 3 nocturno
necesito que cuentes tu historia
para conocerte
ven hacia mi
ven hacia mi dulce 3 nocturno…

Nos dice el “flaco” Luis Alberto Spinetta en Dulce 3 nocturno, tema icónico de Pescado Rabioso del álbum Desatormentándonos del año 1972, primer álbum de la banda.


Sui Generis (del latín “único en su tipo”) fue un dúo argentino de rock formado en 1969 por Charly García (piano, guitarra acústica y voz) y Nito Mestre (flauta, guitarra acústica y voz). Si bien a lo largo de su carrera contaron con músicos de apoyo, fue esa formación esencial la que determinó el estilo y arreglos de sus composiciones. La banda surgió de la fusión de dos grupos acústicos juveniles que se hacían escuchar en los colegios del barrio porteño de Caballito.

Mientras cursaba la escuela secundaria en el Instituto Social Militar Doctor Dámaso Centeno, Charly García conoció a Carlos Alberto Mestre, «Nito». El dúo junto a Carlos Piégari, Beto Rodríguez, Juan Belia y Alejandro Correa formó Sui Generis. Sin embargo, tras sufrir varias deserciones en vísperas de una actuación importante, el grupo quedó convertido en dúo. La fama y popularidad alcanzada por Sui Generis durante la primera mitad de la década de 1970, lo consolidó como uno de los grupos más importantes en la historia del rock argentino, siendo el primero cuyas presentaciones convocaron a miles de espectadores. El dúo se separó el 5 de septiembre de 1975, reuniéndose posteriormente para realizar conciertos puntuales en 1980, 2001 y un pequeño recital en la calle en la ciudad de Mar Del Plata en 2013.

Quizás porque no soy un buen poeta
Puedo pedirte que te quedes quieta
Hasta que yo termine estas palabras

Quizás porque no soy un gran artista
Puedo decir tu pintura está lista
Y darte orgulloso este mamarracho

Quizás porque no soy de la nobleza
Puedo nombrarte mi reina y princesa
Y darte coronas de papel de cigarrillos

Quizás porque soy un mal negociante
No pido nada a cambio de darte
Lo poco que tengo, mi vida y mis sueños

Quizás porque no soy un buen soldado
Dejo que ataques de frente y costado
Cuando discutimos de nuestros proyectos

Quizás porque no soy nada de eso
Es que estás aquí en mi lecho

Por ellos oiremos “Quizás porque”.


Oiremos “God Only Knows” (“Sólo Dios sabe”) de los Beach Boys en la versión de Charly García y Pedro Aznar, del álbum Tango 4, y está dedicado a mi amor y compañera de este hermoso viaje, Viviana Saf y la letra dice:

Tal vez no sea eterno
este inmenso amor que te tengo
pregúntale a las estrellas
que sería de mi sin ellas

Solo Dios sabe nuestros destinos…

Si alguna vez te fueras
aún habría primavera
la vida continuaría
pero ya sin poesía

Dios es quien cruza nuestros caminos…

Si alguna vez te fueras
aún habría primavera
el mundo no muestra nada
a unos ojos sin mirada
sólo Dios sabe nuestros destinos…




En invierno me recordará
te dirá que si a cada instante
en otoño casi no hablará
solo pensará en adelante y tal vez
tendrá un gesto de amabilidad.
Y en primavera
sus ojos como flores se abrirán
y por allí andará
prometiendo que jamás
se le ocurrirá un otoño.
Que ahora sí, de aquí en más
llegará el verano y como siempre
un beso de amor recibirás
y una medianoche en pleno julio te dirá
que llegó el momento del amor.
No, no tengas miedo
él es como el sol de cada estación
que viene y se va
pero siempre ha de volver
derrotando las tormentas.
Y una medianoche en pleno julio te dirá
que llegó el momento del amor.

Dice Juan Carlos Baglietto en “Estaciones Como Siempre”, de su disco “Ayúdame A Mirar”.


Pedro y Pablo es un dúo de folk rock y canción protesta argentino compuesto por Miguel Cantilo y Jorge Durietz, creado en 1968 y considerados como unos de los pioneros del rock argentino. Por ellos oiremos “Blues del Éxodo”,  dedicado a Carlos “Charly” Couso, compañero de guitarreadas en nuestra adolescencia, músico, docente y fan número uno de Miguel Cantilo.  La letra dice:

Habrá que ver a donde vamos
A la frontera del país
Buscando límites y campos
Para quedarnos a vivir
Hermano mío que te retiene por aquí

Las arboledas en invierno
Son transparentes ya verás
La nieve cubre los senderos
Y el habitante tiene paz
Hermano mío, no lo querrás desperdiciar

Hay una tierra prometida
Para los hijos de tu grey
Al otro lado de la ruina
Comenzaremos a crecer
Hermano mío, toma lo tuyo y únete

Verás el éxodo que nace
Ya nunca, nunca morirá
Motocicletas y mochila
Camiones a tu largo andar
Hermano mío, el éxodo de la ciudad.


Una casa con diez pinos
hacia el sur hay un lugar
ahora mismo voy allá, porque ya no puedo más
vivir en la ciudad.
Entre humo y soledad,
nada más que respirar,
nunca más, nunca más,
en la ciudad.
Un jardín y mis amigos
no se puede comparar
con el ruido infernal
de esta guerra de ambición,
para triunfar y conseguir
dinero nada más
sin tiempo de mirar
un jardín bajo el sol
antes de morir.
No hay preguntas que hacer
una simple reflexión
sólo se puede elegir
oxidarse o resistir,
poder ganar o empatar,
prefiero sonreír,
andar dentro de mí
fumar o dibujar.
Para que complicar, complicar. Una casa con diez pinos
hacia el sur hay un lugar
ahora mismo voy allá, porque ya no puedo más
vivir en la ciudad.
Entre humo y soledad,
nada más que respirar,
nunca más, nunca más,
en la ciudad.
Un jardín y mis amigos
no se puede comparar
con el ruido infernal
de esta guerra de ambición,
para triunfar y conseguir
dinero nada más
sin tiempo de mirar
un jardín bajo el sol
antes de morir.
No hay preguntas que hacer
una simple reflexión
sólo se puede elegir
oxidarse o resistir,
poder ganar o empatar,
prefiero sonreír,
andar dentro de mí
fumar o dibujar.
Para que complicar, complicar.

Casa con 10 Pinos del trío Manal suena de ésta manera.




La Biblia es el segundo álbum de estudio de Vox Dei, lanzado en 1971. Este álbum doble es frecuentemente considerado un hito del rock en español y una de las primeras óperas rock en castellano. Figura en el puesto 14 en la lista de los 100 mejores álbumes del rock argentino de la revista Rolling Stone.

Fue presentado con cuatro shows en el Teatro Alvear de Buenos Aires, y una gira por las ciudades más importantes de Argentina, con Ignacio Smilari reemplazando al guitarrista rítmico Juan Carlos “Yodi” Godoy. Del álbum se destacarían dos grandes éxitos del grupo: “Génesis” y “Libros Sapienciales” (que oiremos a continuación), ambas canciones lograrían estar entre las 100 mejores canciones del rock argentino para Rolling Stone y Rock.com.ar, respectivamente.

Este trabajo ha sido interpretado en numerosas ocasiones por otros artistas, destacándose dos versiones dirigidas por Billy Bond, una de ellas con el Ensamble Musical Buenos Aires que es la que traemos hoy.

En 1974 los músicos más importantes del rock argentino, mayormente pertenecientes al círculo de Billy Bond y La Pesada del Rock and Roll -para la ocasión junto al Ensamble Musical de Buenos Aires-, realizaron una versión de La Biblia de Vox Dei, la cual estuvo organizada por Billy Bond. Participaron en ese disco Alejandro Medina, Billy Bond, Carlos Cutaia, Carlos Goler, Charly García, Claudio Gabis, Claudio Martínez, Kubero Díaz, David Lebón, Fernando Bergé, Gustavo Beytelman, Gustavo Kein, Jorge Pinchevsky, Juan Rodríguez, Miguel Cantilo, Oscar Moro, Nito Mestre, Osvaldo Favrot, Poli Martínez, Raúl Porchetto y Rinaldo Rafanelli.

Con esta versión de “Libros Sapienciales”  por el Ensamble Musical de Buenos Aires, dedicada al fiel oyente de Rock Argento Marcelo “Sopa” Pazos, hoy radicado en Barcelona, nos despedimos hasta el próximo podcast.


©2020-berkanaradio®